Por: Mariana Cáceres

El clampaje, pinzamiento o corte del cordón umbilical es uno de los temas (en la órbita de la perinatología) que en la actualidad está siendo más estudiado, sobre todo en lo que respecta a las consecuencias de hacerlo de forma temprana o tardía.

La evidencia científica demuestra – mediante estudios sistemáticos y aleatorios – que es beneficioso cortar el cordón tardíamente.

Para explicarlo en forma sencilla, el bebé y la placenta forman una unidad feto-placentaria. En ella, la cantidad de sangre  ronda los  450ml, estando un tercio de este volumen en el circuito de recirculación Bebé – Placenta – Bebé (150ml).

Cuando nace el bebé,  la placenta todavía está adherida al útero de la mamá. Si en este momento se corta el cordón umbilical, no le damos tiempo a la sangre que está en la placenta, a que vuelva al bebé. Así, ese niño sufre una abrupta disminución en su caudal de sangre, y por ende en sus reservas de hierro.

Si en cambio, se espera de dos a cinco minutos para cortar el cordón (o hasta que éste deje de latir),  el bebé recibirá esa sangre que le pertenece. De acuerdo a la evidencia científica, si el cordón se corta en los dos minutos posteriores al nacimiento del bebé, aproximadamente el 70% de la sangre que estaba en el circuito pasará al él,  y si se espera hasta que deje de latir, recibirá el 100% de esta sangre.

Para qué sirve dilatar el corte del cordón?

Los beneficios son múltiples. A grandes rasgos, podemos clasificarlos en directos e indirectos.

Entre los beneficios directos podemos mencionar el aumento en las reservas de hierro del bebé (y por ello menor posibilidad de desarrollar anemia) y la doble vía de oxigenación (cuando comienza a respirar todavía estará recibiendo oxigeno a través del cordón umbilical), menor cantidad de casos de enterocolitis necrosante y hemorragia intraventricular.

Como beneficio indirecto (pero no por eso menos importante), destacamos el contacto piel a piel con la mamá, ya que si el cordón no se cortó el bebé no se podrá ir muy lejos de ella. Como sabemos, el contacto temprano piel a piel representa muchos beneficios para la díada, como ser mayor probabilidad de lactancia exitosa y menor probabilidad de bebés alimentados a fórmula o complemento, lloran menos, respiran mejor y regulan mejor su temperatura corporal, además de exponerlo a las bacterias de su madre, generando así defensas que previenen la colonización de bacterias que se encuentran en el centro de salud, y para las que no tiene defensas.

Cuáles son las desventajas del corte tardío del cordón?

Antes se tenía la creencia de que el corte tardío del cordón podía estar asociado a niveles más altos de ictericia. Luego, estudios sistemáticos demostraron que  -si bien en algunos casos los niveles de ictericia han sido mayores con respecto a los que se les realizó el corte inmediato-  estos niveles no han alcanzado niveles significativos clínicamente hablando.

Cuándo no se puede hacer el corte tardío del cordón?

Si los padres deciden que desean guardar las células madre del bebé, el cordón deberá cortarse enseguida, ya que los tubos donde se recolectan las células madre se llenan con el propio bombeo del cordón. En este caso se puede pedir igual que el bebé sea colocado encima de la madre apenas nazca para obtener los beneficios antes mencionados del contacto piel a piel.

En caso que el bebé necesite ser reanimado, o en casos de aspiración de meconio, lo acostumbrado es que el corte del cordón se haga inmediatamente para poder proveerle la atención necesaria tan pronto como sea posible, en un área destinada especialmente para esto.

De todas maneras, algunos profesionales del área sugieren que incluso en estos casos se deje el cordón intacto, y se realicen los procedimientos de reanimación con el bebé al lado de la madre.  Esto parece bastante lógico considerando que el bebé sigue recibiendo oxigeno a través del cordón, facilitando así el proceso de reanimación.

Cuál es la recomendación de la Organización Mundial de la Salud?

La OMS clasifica al “pinzamiento temprano del cordón umbilical” en la categoría C, en la que  se encuentran las prácticas de las que no existe una clara evidencia para fomentarlas, y que debieran usarse con cautela hasta que nuevos estudios clarifiquen el tema.

Con quién tengo que hablar si quiero un corte tardío del cordón?

El ginecólogo que atienda el parto es responsable por la mamá y el bebé hasta tanto no corte el cordón umbilical, por este motivo la primera persona con la cual debes hablar sobre este tema es con él, o quien vaya a atender el parto.

Una vez que se corta el cordón el ginecólogo será responsable por la mamá y el neonatólogo por el bebé (y esto es importante a nivel legal).

También deberás hablar con el neonatólogo para que te diga cómo está acostumbrado a trabajar, y ver si está de acuerdo con esto. En caso que no esté de acuerdo siempre puedes cambiar de neonatólogo o preguntarle cuales son los motivos por los cuales no está de acuerdo. Generalmente si está todo bien, no tienen problema en esperar unos minutos para cortar el cordón.

Como consejo, todo lo que puedas hablar previo al trabajo de parto y dejar establecido será un tema menos a negociar en el momento del parto, por lo tanto trata de hablar con los proveedores de salud antes de empezar tu trabajo de parto. Si esto no es posible, puedes escribir un plan de parto para que los proveedores de salud sepan cuáles son tus preferencias y tendrás que negociar en el momento cuáles son viables y cuáles no.

 

Referencias

Cochrane Library:

http://summaries.cochrane.org/CD003248/early-cord-clamping-versus-delayed-cord-clamping-or-cord-milking-for-preterm-babies

http://summaries.cochrane.org/CD004074/effect-of-timing-of-umbilical-cord-clamping-at-birth-of-term-infants-on-mother-and-baby-outcomes

http://summaries.cochrane.org/CD007555/alternative-positions-for-the-baby-immediately-at-birth-before-clamping-the-umbilical-cord

Penny Simkin “Benefits of delayed Cord Clamping” http://youtu.be/W3RywNup2CM

“Cuidados en el Parto Normal: Una Guia Práctica”, Elaborado por la Organización Mundial de la Salud.

 

Nota: Damos la bienvenida a Mariana Cáceres, una de las primeras Doulas certificadas por DONA Internacional en Uruguay. Ella es una de las fundadoras de Dar a Luz, embarcándose en este proyecto con la motivación de que cada mujer esté preparada para tener su parto ideal. Gracias Mariana por tus aportes!

 

Mariana Cáceres

Doula y Educadora de Parto LCCE

Dar a Luz – www.daraluz.com.uy

Mail: mariana@daraluz.com.uy