Lo padres queremos ser buenos con nuestros hijos, buenos a la manera de cada uno, y si estás acá es probable que esto a veces se te haga difícil.

¿Sabés por qué se te hace difícil esas veces?

Por Claudia Moszkowicz

Algunos dicen que es porque no tenemos modelos, otros porque estamos muy estresados y apurados, porque no tenemos redes de apoyo, porque no nos alcanza el dinero… cada uno tiene su propia respuesta.

¿Te gustan los desafíos? Si la respuesta es sí, seguí leyendo =)

Mi intención con este post no es hablarte de mis respuestas, sino proponerte un desafío que te puede dar pistas de las tuyas.

Durante los próximos 7 días prestá atención a (sólo prestá atención, sin tratar de cambiar algo si no te gusta):

¿Cómo te mirás a vos mismo-a?

¿Cómo te hablás (internamente)?

¿Qué lugar ocupás en tu lista de prioridades?

¿Sos bueno-a contigo mismo-a?

¿Aceptás el desafío?

Me encantaría que vuelvas en una semana y me cuentes cómo te fue. ¡Te espero!