1. Imita el ambiente en el útero — El bebé sigue recibiendo contacto, ritmo y presión, los sonidos calmantes y reconfortantes de los latidos del corazón y la respiración y el rítmico balanceo de la madre.

2. Previene las infecciones de oído y alivia los síntomas del reflujo gastroesofágico. (Tasker, 2002)13

3. Regula la temperatura corporal — El bebé puede mantener mejor su propia temperatura. Si el bebé se enfría demasiado la temperatura corporal de la madre se incrementará un grado para ayudar a calentar el bebé. Si el bebé se acalora demasiado, la temperatura corporal de la madre descenderá un grado para refrescarlo. (Ludington-Hoe, 2006)10 Una posición flexionada encima del pecho de la madre es más eficiente para mantener el calor corporal que estar tumbado en horizontal.

4. Mejora la lactancia, su prevalencia y duración. (Furman, 2002)9

5. Mejora el sistema inmunológico — Si la madre amamanta su bebé, ésta creará anticuerpos en respuesta a todos los microbios con los que entra en contacto y los transferirá a su bebé. (Lawn, 2010)2 El contacto es tan importante para el desarrollo saludable del bebé que una falta de contacto, o separación de la madre y el recién nacido (incluso en cochecitos), hace que éste segregue grandes cantidades de cortisol, la hormona tóxica del estrés. Altos niveles de cortisol en la sangre y la separación de su madre pueden afectar negativamente a la función inmune del bebé, ya que el cuerpo puede parar de producir leucocitos.

6. Mejora el crecimiento y la ganancia de peso — Los altos niveles de cortisol, como consecuencia de la separación madre-bebé, tienen un impacto negativo en la hormona del crecimiento. Si la madre está presente para ayudar a regular la respiración del bebé, su ritmo cardíaco y temperatura, el bebé puede reducir sus necesidades de energía y puede reservar su energía y calorías para el crecimiento.(Charpak, 2005)5

7. Soporta la regulación de la excitación — Cuando son llevados en posición vertical en el pecho de su madre los bebés están más tiempo en un estado de alerta tranquilo, el estado óptimo para observar y procesar.

8. Reduce las apneas y la respiración irregular — Cuando un bebé es llevado sobre el pecho de uno de los padres normalmente se da una mejora de sus patrones de respiración. El bebé puede oír la respiración de los padres y ésta estimula la del bebé, que imita la de su progenitor. (Ludington-Hoe, 1993)7

9. Estabiliza la frecuencia cardíaca — La bradicardia (baja frecuencia cardíaca, por debajo de 100) se reduce marcadamente y la taquicardia (frecuencia cardíaca de 180 o más) es muy raro que ocurra. (McCain, 2005)11 La frecuencia cardíaca es muy importante porque el cerebro del bebé requiere un flujo de sangre constante y consistente para conseguir el oxigeno que necesita para crecer y funcionar adecuadamente.

10. Mitiga las reacciones ante el estrés — Los bebés manejan mejor el dolor y lloran menos en respuesta a él (ante procedimientos como pinchazos en el talón). (Kostandy, 2008)1

11. Mejora el comportamiento neurológico — Puntúan más alto en los tests de desarrollo mental y motor en su primer año de vida. (Charpak et al., 2005)2

12. Incrementa la oxigenación del cuerpo del bebé. (Feldman, 2003)8

13. Proporciona largos periodos de sueño reparador — Los bebés permanecen más tranquilos y hacen la transición de un estado
de sueño a otro. (Ferber, 2004)4 En general, también duermen más. (Messemer, 1997)12

14. Salva vidas — Según los últimos estudios la práctica del Método Canguro, esta manera especial de sostener a su bebé prematuro piel con piel, muestra un 51 por ciento de reducción de la mortalidad neonatal cuando a los bebés (estables y de menos de 2 kg) se les practicaba el Método Canguro en la primera semana de vida y eran amamantados por sus madres. (Lawn, 2010)2

References
1 Kostandy et al., “Kangaroo Care (Skin Contact) Reduces Crying Response to Pain in Preterm Neonates: Pilot Results,” Pain Management Nursing 2008: 9:55-65
2 Lawn et al., “‘Kangaroo Mother Care’ to Prevent Neonatal Deaths Due to Preterm Birth Complications,” International Journal of Epidemiology” 2010: April.
3 Whiting, J.M.W., “Environmental Constraints on Infant Care Practices”. In Handbook of Cross-Cultural Human Development edited by R.H. Munroe, R.L. Munroe & B.B. Whiting, New York: Garland STPM Press, 2005.
4 Ferber et al., “The Effect of Skin-to-Skin Contact (Kangaroo Care) Shortly After Birth on the Neurobehavioral Responses of the Term Newborn: A Randomized, Controlled Trial. Pediatrics 113 2004: 858-865.
5 Charpak, N., “Kangaroo Mother Care: 25 Years After,” Acta Paediatric 94 2005: 5, 514-522.
6 Powell, A. “Harvard Researchers Say Children Need Touching and Attention,” Harvard Gazette.
7 Ludington-Hoe, S. Kangaroo Care: The Best You Can Do to Help Your Preterm Infant. New York: Bantam Books, 1993.
8 Feldman et al. “Testing a Family Intervention Hypothesis: The Contribution of Mother-Infant Skin-to-Skin contact (kangaroo care) to Family Interaction, Proximity, and Touch,” 2003 March Journal of Family Psychology. Vol. 17, 94-107
9 Furman, L. “Correlates of Lactation of Very Low Birth Weight Infants,” 2002 Pediatrics Vol. 109 (4) 57
10 Ludington-Hoe, S. “Breast Infant Temperature with Twins during shared Kangaroo Care,” 2006 Journal of Obstetric , Gynecologic and Neonatal Nursing, 35 (2) 223-231
11 McCain, G et al. “Heart Rate Variability Responses of a Preterm Infant to Kangaroo Care,” 2005 Journal of Obstetrics, Gynecologic, and Neonatal Nursing,” 34 (6), 689-694.
12 Messmer P. et al., “Effect of Kangaroo Care on Sleep Time for Neonates,” 1997 Pediatr. Nurs. 23, no. 4 408-414.
13 Tasker, A., Dettmar, P. W., Panetti, M., Koufman, J. A., Birchall, J. P., and Pearson, J. P. (2002). Is gastric reflux a cause of otitis media with effusion in children? The Laryngoscope, 112:1930–1934.

Fuente: Boba Inc.